dolor de cabeza

Diferencias entre síntomas de gripe y resfriados en niños

Muchos padres confunden resfriado con gripe porque muchos de los síntomas son similares. Sin embargo, son enfermedades totalmente diferentes y debemos aprender a diferenciarlas. En ambas se dan síntomas como el dolor de cabeza o la fiebre, pero ambas tienen algunas particularidades que distinguen una de otra. Te enseñamos a diferenciar gripe de resfriados a partir de su sintomatología. Así es como se manifiesta el dolor de cabeza y fiebre durante la gripe y resfriados en los niños.

Síntomas de la gripe en niños

La fiebre y el dolor de cabeza son síntomas muy frecuentes y comunes en muchas enfermedades infantiles. Son señales de que algo no va bien y que el cuerpo de nuestro hijo lucha contra una amenaza. Pero no siempre se manifiestan con la misma intensidad y regularidad. Según sea el dolor de cabeza y la fiebre, podemos distinguir una gripe de un simple resfriado. Descubre cómo se manifiestan en cada caso.

1. El dolor de cabeza durante el resfriado: En el caso de los resfriados, se puede dar un dolor de cabeza persistente, a menudo relacionado con la mucosidad o taponamiento nasal. En este caso, son dolores poco intensos pero sí muy regulares. Se mantienen durante bastante tiempo y se localizan sobre todo en la zona de la frente, debajo de los ojos y en los dientes superiores o mandíbula superior. Para eliminar el dolor de cabeza, lo mejor es intentar reducir la inflamación nasal.

2. El dolor de cabeza durante la gripe: El dolor de cabeza es un síntoma bastante común durante el proceso gripal. Se trata de cefaleas o jaquecas más intensas que en el caso del resfriado y además son muy persistentes. De hecho, pueden llegar a durar alrededor de una semana (lo que suele durar aproximadamente la gripe). Pero además, este tipo de dolor, irá acompañado de dolores musculares y escalofríos, así como una pérdida de fuerza y fatiga o agotamiento.

La fiebre durante resfriado y gripe en los niños

La fiebre es quizás uno de los síntomas que más preocupa a los padres. Y sin bien es cierto que es un mecanismo natural y necesario del cuerpo ante determinados virus o gérmenes, no deja de ser en ocasiones alarmante. Sin embargo, no es igual en resfriados que durante la gripe. Aprende a diferenciar ambas enfermedades a partir de cómo sea la fiebre de tu hijo:

1. La fiebre durante el resfriado: Muchos padres se preguntan si puede darse un cuadro febril durante un resfriado. La respuesta es sí. Sin embargo, suele tratarse de una fiebre mucho más baja que en el caso de la gripe. En muchos casos, se trata solo de febrícula (cuando la fiebre no llega a los 38ºC).

2. La fiebre durante la gripe: La fiebre durante el proceso gripal es más alta que en el caso de resfriados. No te asustes si el termómetro se acerca a los 40 ºC. En la mayoría de casos de gripe, los niños presentan episodios febriles con picos muy altos. Además, la gripe aparece sin avisar, de repente. En estos casos, lo mejor es que procures mantener la temperatura de su habitación baja, que no le abrigues y le ofrezcas muchos líquidos, ya que es durante los procesos febriles cuando más peligro de deshidratación existe.

Diferencias entre los síntomas de gripe y resfriados en la infancia

Muchos padres confunden resfriado con gripe porque muchos de los síntomas son similares. Sin embargo, son enfermedades totalmente diferentes y debemos aprender a diferenciarlas. En ambas se dan síntomas como el dolor de cabeza o la fiebre, pero ambas tienen algunas particularidades que distinguen una de otra. Te enseñamos a diferenciar gripe de resfriados a partir de su sintomatología. Así es como se manifiesta el dolor de cabeza y fiebre durante la gripe y resfriados en los niños.

Síntomas de la gripe en niños

La fiebre y el dolor de cabeza son síntomas muy frecuentes y comunes en muchas enfermedades infantiles. Son señales de que algo no va bien y que el cuerpo de nuestro hijo lucha contra una amenaza. Pero no siempre se manifiestan con la misma intensidad y regularidad. Según sea el dolor de cabeza y la fiebre, podemos distinguir una gripe de un simple resfriado. Descubre cómo se manifiestan en cada caso.

1. El dolor de cabeza durante el resfriado: En el caso de los resfriados, se puede dar un dolor de cabeza persistente, a menudo relacionado con la mucosidad o taponamiento nasal. En este caso, son dolores poco intensos pero sí muy regulares. Se mantienen durante bastante tiempo y se localizan sobre todo en la zona de la frente, debajo de los ojos y en los dientes superiores o mandíbula superior. Para eliminar el dolor de cabeza, lo mejor es intentar reducir la inflamación nasal.

2. El dolor de cabeza durante la gripe: El dolor de cabeza es un síntoma bastante común durante el proceso gripal. Se trata de cefaleas o jaquecas más intensas que en el caso del resfriado y además son muy persistentes. De hecho, pueden llegar a durar alrededor de una semana (lo que suele durar aproximadamente la gripe). Pero además, este tipo de dolor, irá acompañado de dolores musculares y escalofríos, así como una pérdida de fuerza y fatiga o agotamiento.

La fiebre durante resfriado y gripe en los niños

La fiebre es quizás uno de los síntomas que más preocupa a los padres. Y sin bien es cierto que es un mecanismo natural y necesario del cuerpo ante determinados virus o gérmenes, no deja de ser en ocasiones alarmante. Sin embargo, no es igual en resfriados que durante la gripe. Aprende a diferenciar ambas enfermedades a partir de cómo sea la fiebre de tu hijo:

1. La fiebre durante el resfriado: Muchos padres se preguntan si puede darse un cuadro febril durante un resfriado. La respuesta es sí. Sin embargo, suele tratarse de una fiebre mucho más baja que en el caso de la gripe. En muchos casos, se trata solo de febrícula (cuando la fiebre no llega a los 38ºC).

2. La fiebre durante la gripe: La fiebre durante el proceso gripal es más alta que en el caso de resfriados. No te asustes si el termómetro se acerca a los 40 ºC. En la mayoría de casos de gripe, los niños presentan episodios febriles con picos muy altos. Además, la gripe aparece sin avisar, de repente. En estos casos, lo mejor es que procures mantener la temperatura de su habitación baja, que no le abrigues y le ofrezcas muchos líquidos, ya que es durante los procesos febriles cuando más peligro de deshidratación existe.

Referencias Bibliográficas::

Dolor crónico: decidir sobre medicamentos

El dolor crónico puede limitar tu calidad de vida y puede originar problemas graves de salud adicionales. Es importante encontrar un tratamiento efectivo, tanto como lo es equilibrar el alivio del dolor con tu seguridad.

Paracetamol

El paracetamol suele recomendarse como tratamiento de primera línea para el dolor de leve a moderado, como el causado por una lesión cutánea, un dolor de cabeza o un trastorno musculoesquelético. A menudo, el paracetamol se receta para ayudar a controlar la artrosis y el dolor de espalda. También puede combinarse con opioides para reducir la cantidad necesaria de estos últimos.

Cómo funciona. Los médicos no saben con seguridad cómo funciona el paracetamol. Algunos científicos consideran que podría existir un tercer tipo de ciclooxigenasa, la COX-3, que el paracetamol bloquea. El paracetamol no afecta las otras dos enzimas ciclooxigenasas, y no trata la inflamación, solo el dolor.

Beneficios y riesgos. Por lo general, se considera que el paracetamol es más seguro que otros analgésicos no opioides debido a que no causa efectos secundarios tales como dolor estomacal y sangrado. Sin embargo, tomar más de la dosis recomendada, o tomar paracetamol con alcohol, aumenta el riesgo de sufrir daño en los riñones o insuficiencia hepática con el transcurso del tiempo.

En resumen. Generalmente, el paracetamol es una primera opción segura para tratar muchos tipos de dolor, como el dolor crónico. Pídele orientación a tu médico sobre otros medicamentos que debas evitar cuando tomas paracetamol.

Referencias Bibliográficas:

Cómo diferenciar entre gripe, rinitis, resfriado y COVID-19.

En estos días de COVID-19 y sus síntomas, que en mayoría afectan al sistema respiratorio, se ha podido observar también el miedo de muchas personas a tener la enfermedad, ya sea por si mismos o porque viven con personas consideradas por la OMS de alto riesgo.

Basta un estornudo, un dolor de garganta o una leve tos para alertar a una persona o 2 y que empiece la ansiedad por saber si es o no coronavirus. Nos hemos olvidado de que antes de esta pandemia ya existían otros “malestares menores” como la rinitis, la gripe y el resfriado, vamos a ver cada malestar uno a uno para aprender a diferéncialos.

La gripe:

Es una infección respiratoria causada por el virus de la influenza. Cada año, millones de personas se enferman de gripe. En ocasiones, causa una enfermedad leve, pero también puede ser grave e incluso mortal, especialmente para personas mayores de 65 años, recién nacidos y personas con ciertas enfermedades crónicas.

Se transmite de persona a persona cuando alguien con gripe tose, estornuda o habla, al hacer estas acciones expulsa pequeñas gotas. Estas gotitas pueden caer en la boca o en la nariz de las personas que están cerca. Con menos frecuencia, una persona puede contraer la gripe al tocar una superficie u objeto que tiene el virus de la gripe y luego tocarse la boca, la nariz o posiblemente los ojos.

¿Cuáles son los síntomas de la gripe

Los síntomas de la gripe aparecen de repente y pueden incluir:

  • Fiebreo sensación de fiebre y escalofríos
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Goteo o congestión nasal
  • Dolores musculares o del cuerpo
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga(cansancio)

 El resfriado:

Probablemente usted y sus hijos tendrán más resfriados que cualquier otro tipo de enfermedad durante toda su vida, los resfriados son la razón más común por la cual los niños faltan a la escuela y los padres a su trabajo.

Los resfriados pueden ocurrir en cualquier momento del año, pero son más comunes en invierno o en temporadas de lluvias.

Un virus del resfriado se propaga a través de diminutas gotitas aéreas que se liberan cuando una persona enferma estornuda, tose o se suena la nariz.

Síntomas del resfriado

Los síntomas del resfriado por lo regular comienzan aproximadamente de 2 a 3 días después de que usted entró en contacto con el virus, aunque podrían demorar hasta una semana. Los síntomas afectan principalmente la nariz.

Los síntomas más frecuentes del resfriado son:

  • Congestión nasal
  • Rinorrea
  • Carraspera
  • Estornudo

Rinitis:

La Rinitis se divide en 2 tipos: Alérgica y no alérgica.

La rinitis alérgica es un diagnóstico asociado con síntomas que afectan la nariz. Estos síntomas se presentan cuando usted inhala algo a lo que es alérgico, como polvo, caspa o polen. Los síntomas también pueden ocurrir cuando usted consume alimentos a los que es alérgico, también se le suele llamar, alergia estacional.

Un alérgeno es algo que desencadena una alergia. Cuando una persona con rinitis alérgica inhala un alérgeno, como el polen o el polvo, el cuerpo libera químicos, incluso histamina, lo cual ocasiona síntomas de alergia.

Síntomas

Los síntomas que ocurren poco después de estar en contacto con la sustancia a la cual usted es alérgico pueden ser:

  • Picazón en la nariz, la boca, los ojos, la garganta, la piel o en cualquier área
  • Problemas con el olfato
  • Rinorrea
  • Estornudos
  • Ojos llorosos

La Rinitis no alérgica es simplemente se determina cuando no hay ningún alérgeno que cause los síntomas, los cuales pueden ser los mismo.

COVID-19:

La enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) es causada por un nuevo virus que se ha expandido por todo el mundo. Se cree que se propaga principalmente a través del contacto cercano de persona a persona, y ya que aún no se encuentra la cura es considerada como peligrosa, su principal ataque es al sistema respiratorio como las enfermedades mencionadas anteriormente, pero los síntomas de esta aunque parecidos, son más fuertes y avanzan muy rápido, principalmente en la población de riesgo.

Síntomas

Al ser un nuevo virus está en constante investigación, pero los síntomas más notificados por personas con COVID-19, se sabe que pueden aparecer entre 2 a 14 días después de la exposición al virus. Las personas con estos síntomas podrían tener COVID-19:

  • Fiebre
  • Tos
  • Dificultad para respirar (sentir que le falta el aire)
  • Fatiga
  • cansancio
  • Dolores musculares y corporales
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida reciente del olfato o el gusto
  • Dolor de garganta
  • Congestión nasal o moqueo
  • Secreción nasal
  • Náuseas o vómitos
  • Diarrea

Esta lista no incluye todos los síntomas posibles. Los CDC seguirán actualizando esta lista a medida que aprendamos más acerca del COVID-19.

Queremos dejarte una tabla para que la descargues y siempre que tu o alguien cercano sienta estos síntomas puedan consultarla hasta que puedan visitar al médico quien será el que diga cual es tu diagnostico real.