Cáncer de Estomago

Indigestión y problemas en el tracto gastrointestinal

La indigestión, también conocida como dispepsia, es una afección común. Puede ocurrir cuando el cuerpo tiene problemas para digerir la comida. Se produce en el tracto gastrointestinal. El tracto gastrointestinal es una secuencia de órganos que intervienen en la digestión. Cualquier persona puede tener indigestión. Puede tenerla en algunas ocasiones o como un problema constante. Los síntomas y las causas varían según el caso. Si no hay una causa conocida para la indigestión, se conoce como dispepsia funcional.

Síntomas de la indigestión

La indigestión puede sentirse como un dolor de estómago. Puede haber una variedad de síntomas que incluyen:

Dolor, malestar o una sensación de ardor en el pecho o el estómago; eructos; hinchazón abdominal; ruidos estomacales o gases; reflujo ácido; acidez estomacal; náuseas o vómitos.

Si los síntomas continúan por más de dos semanas, se debe buscar atención médica de inmediato, especialmente si los síntomas son graves, por ejemplo:

Dificultad para respirar; dificultad para tragar; vómitos continuos; vómitos con sangre; dolor repentino en el pecho, el brazo, el cuello o la mandíbula; sudor frío; heces densas, negras o con sangre.

¿Qué causa la indigestión?

Una gran cantidad de factores pueden causar indigestión. Estos factores pueden incluir:

comer ciertos alimentos difíciles de procesar, como los alimentos con alto contenido de especias, grasas, ácidos o fibra; comer en exceso; comer demasiado tarde en el día; fumar; beber alcohol; tomar demasiada cafeína; tomar ciertos medicamentos; falta de sueño; estrés.

Los problemas en el tracto gastrointestinal u otros problemas de salud también pueden causar indigestión. Estos incluyen:

Reflujo ácido, reflujo gastroesofágico (RGE) o enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE): una reacción a los alimentos y las bebidas, donde los contenidos vuelven a subir desde el estómago. El ácido puede llegar hasta el esófago, el órgano en forma de tubo que conecta la boca y el estómago. El reflujo ácido también puede producir vómitos. Esta afección provoca ardor de estómago debido al alto contenido de ácido.

Síndrome de colon irritable: un trastorno que afecta los intestinos. Los síntomas incluyen dolor de estómago, hinchazón abdominal, gases, estreñimiento y diarrea.

Infección: una infección bacteriana por Helicobacter pylori (H. pylori) puede causar indigestión.

Gastroparesia: una afección que afecta la digestión. Si los músculos en el tracto gastrointestinal dejan de funcionar, el cuerpo se ralentiza o detiene el movimiento de los alimentos. Los síntomas incluyen náuseas, vómitos, dolor de estómago, hinchazón abdominal y reflujo ácido.

Úlcera: una llaga en el revestimiento del estómago (úlcera péptica), el intestino delgado o el esófago.

Gastritis: inflamación del revestimiento del estómago.

Cáncer de estómago: es una afección rara, pero la indigestión puede ser uno de sus signos.

Referencias Bibliográficas:

La detección temprana de cáncer está en avance

Según una publicación de la revista Nature communications, un nuevo análisis de sangre no invasivo ha sido desarrollado por un equipo internacional de investigadores, este nuevo análisis puede detectar si una persona tiene cáncer cuatro años antes de que la enfermedad sea diagnosticada con los métodos actuales.

La prueba lleva el nombre de “PanSeer” y recién implementada detectó cáncer en el 91% de las muestras de las personas que eran asintomáticas cuando se recogieron las muestras y fueron diagnosticadas con cáncer 4 años después, además la prueba detectó con precisión el cáncer en el 88% de las muestras de 113 personas que ya habían sido diagnosticadas. El estudio es único en el sentido de que los investigadores tuvieron acceso a muestras de sangre de pacientes asintomáticos y que aún no habían sido diagnosticados. Esto permitió al equipo desarrollar una prueba que puede encontrar marcadores de cáncer mucho antes que los métodos de diagnóstico convencionales.

«El objetivo final de esta prueba sería realizar análisis de sangre como este de forma rutinaria durante los chequeos de salud anuales -señala Kun Zhang, uno de los autores correspondientes del artículo y profesor y presidente del Departamento de Bioingeniería de la Universidad de California en San Diego-. Pero el enfoque inmediato es evaluar a las personas con mayor riesgo, en función de los antecedentes familiares, la edad u otros factores de riesgo conocidos».

Detección temprana del cáncer

La detección temprana del cáncer es muy importante ya que la supervivencia de los pacientes aumenta significativamente cuando se detecta en etapas tempranas, ya que el tumor puede ser tratado antes de que genere problemas malignos al organismo de las personas. Sin embargo, solo existe un número limitado de pruebas de detección temprana para algunos tipos de cáncer, no para todos.
Sin embargo para los investigadores es importante enfatizar en que el ensayo “PanSeer” no identifica a aquello que van a tener cáncer, identifica a aquellos que ya tienen crecimientos cancerosos pero que permanecen asintomáticos ante otros métodos de detección. Hay 4 tipos de cáncer sobre los cuales la prueba ha mostrado u gran porcentaje de efectividad, estos son los desarrollados en: esófago, estómago, pulmón, hígado y colon.

El equipo concluye que se necesitan más estudios longitudinales a gran escala de la prueba para confirmar su potencial en la detección temprana del cáncer en individuos pre-diagnósticos.

Las muestras de sangre se recogieron como parte del Estudio Longitudinal Taizhou, que ha recogido muestras de plasma de más de 120,000 personas entre 2007 y 2017. Cada individuo dio muestras de sangre durante un período de 10 años y se sometió a controles regulares con los médicos. En total, se han recolectado y archivado más de 1,6 millones de especímenes hasta la fecha, para este tipo de estudios.

Referencias Bibliográficas: