Alergias

Enfermedades alérgicas en la era del COVID-19

Resumen

La infección aguda por el CoV-SARS-2 (del COVID-19) y el inicio de la rinitis alérgica estacional comparten algunas manifestaciones clínicas que se pueden confundir, en especial en quienes presentan los síntomas por primera vez. La tos y la fiebre son los síntomas más notables del COVID-19, mientras que la conjuntivitis y el picor lo son de la rinitis alérgica. La anosmia repentina y completa puede ser un signo inicial de la infección por CoV-SARS-2, por lo que diferenciará COVID-19 de la rinitis alérgica. Los equipos de expertos de EUFOREA elaboran un resumen de recomendaciones para las personas con rinitis alérgica estacional.

Puesto que el 44 % de la transmisión del COVID-19 se produce a partir de personas asintomáticas, es importante vigilar lo mejor posible la rinitis alérgica estacional para disminuir síntomas, tales como los estornudos, la rinorrea o la tos, que pueden ser los causantes de la propagación del virus mediante la formación de aerosoles por aquellos que no se dan cuenta de que también padecen COVID-19.

Los expertos recomiendan iniciar rápido el tratamiento de la rinitis alérgica estacional y aplicarlo con regularidad durante la temporada polínica. No existe ninguna contraindicación para el uso de corticosteroides intranasales, ya que no disminuyen la inmunidad y normalizan la estructura y función de la mucosa nasal. Los inhaladores para el asma deben seguir utilizándose como hasta entonces y administrarse de manera regular para mantener la estabilidad durante la temporada polínica. Los corticosteroides inhalados y las combinaciones de estos con broncodilatadores, agonistas β de acción larga, protegen frente a las crisis asmáticas producidas por virus y pueden tener un efecto beneficioso en COVID-19.

Asimismo, los pacientes con asma más grave o rinosinusitis crónica grave con pólipos nasales deben seguir tratándose con biofármacos para evitar el agravamiento de esas enfermedades. Si es factible para el sistema sanitario, se debe continuar la inmunoterapia específica con alérgeno (AIT, por sus siglas en inglés) en curso, siempre y cuando no se haya diagnosticado una infección por CoV-SARS-2 (COVID-19). No se recomiendan nuevos tratamientos con AIT, excepto la inmunoterapia sublingual, que solo requiere administrarse con supervisión.

En caso de infección por CoV-SARS-2, los pacientes asmáticos con exacerbaciones graves causadas por virus podrían necesitar corticosteroides orales. Los AINE, cuyo uso se sugirió evitar en todos los pacientes posibles, son vitales en casos de asma sensible a AINE.

Referencias Bibliográficas:

Autor: World Allergy Organ J. 2020 May 16;100124. – https://bilastina.com/tratamiento-enfermedad-respiratoria-alergica-covid-19/

COVID-19 en pacientes con enfermedades alérgicas

Conceptos básicos

No existe evidencia científica de que los pacientes alérgicos tengan mayor riesgo de contraer el COVID-19. Han de seguir los cuidados generales expresados por las autoridades sanitarias, en especial el lavado de manos, disminuir las relaciones interpersonales innecesarias, evitar el contacto con las personas que tengan síntomas de infección respiratoria (por leve que sea) y usar mascarilla si precisasen frecuentar zonas de mayor riesgo como centros sanitarios o urgencias. Recuerden además que hay un gran porcentaje de pacientes sin síntomas (especialmente niños) que pueden contagiar la enfermedad. Extremen el cuidado si tienen contacto con personas mayores o con problemas respiratorios.

Rinitis alérgica

La rinitis alérgica se caracterizada por picor nasal, congestión, goteo nasal y estornudos que pueden ir acompañadas de lagrimeo y picor ocular. Se diferenciará de la infección por COVID-19 por la presencia de picor y la ausencia de fiebre salvo en casos de sinusitis acompañante, así como por el empeoramiento en espacios abiertos cuando esta es debida a pólenes y la rápida mejora con antihistamínicos en 30-120 minutos. La presencia de síntomas tanto de COVID-19 como de rinitis alérgica puede indicar la coexistencia de ambas enfermedades

Asma alérgica

Al exponerse a una infección viral, incluyendo COVID-19, las personas asmáticas no sólo están más predispuestas a contraer la infección, sino que además la infección puede producir una reacción inflamatoria más severa que en la población general produciendo así síntomas de asma más frecuentes y severos que en otros pacientes. Dicho esto, y aún sin existir estudios con un número de pacientes suficientes como para sacar conclusiones al respecto en el momento de escribir este texto, existe un riesgo teórico de que los pacientes asmáticos presenten síntomas más graves ante la infección del COVID-19.

¿Cómo podemos reducir dicho riesgo?

La respuesta es haciendo que nuestras vías respiratorias se comporten de la manera más similar a la población general. Si a usted le han pautado corticoides inhalados tanto de forma continuada como de forma añadida al tratamiento ante una crisis asmática deberá cumplir el tratamiento de forma estricta y en las dosis pautadas durante el periodo de alto riesgo de infección por COVID-19, pudiendo volver a tomarlos de forma añadida al tratamiento ante una crisis sólo cuando dicho periodo se de por terminado.

Otras enfermedades alérgicas

No se ha producido ninguna recomendación al respecto por ninguna de las grandes sociedades de alergia, y en mi opinión dudo que se produzca. Aun sin existir evidencia en el momento actual, es posible que como todo cuadro viral sea capaz de aumentar los síntomas de urticaria en pacientes con urticaria crónica. La Academia Americana de Alergia e Inmunología Clínica específicamente recomiendael uso de la telemedicina para evitar contagios innecesarios.

Referencias Bibliográficas:

Autor: TOPDOCTORS. España. Publicado 23/03/2020 – https://www.topdoctors.es/articulos-medicos/coronavirus-en-pacientes-alergicos#